Saltar al contenido

Intel MESO, procesadores Intel de 7 nanómetros que consumen un 30% menos

13/12/2018

El límite de la miniaturización en los procesadores está llegando casi a su máximo. Un átomo de silicio mide unos 0,2 nm de diámetro, y son necesarios varios de ellos para crear un transistor.

La ley de Moore expresa que aproximadamente cada dos años se duplica el número de transistores en un microprocesador.

Teniendo en cuenta que para cada uno se usen un par de nanómetros, los grandes del diseño de procesadores tienen que ponerse las pilas de cara a un futuro haciendo trabajar a su departamento de I+D. Intel trata de mejorarse con la tecnología MESO que con 7nm prevén consumir un 30% menos.

MESO será el sustituto de la tecnología CMOS de Intel

Actualmente Intel utiliza la tecnología CMOS (complementary metal-oxide-semiconductor) en procesadores para sacar todo el rendimiento a sus cerebritos de silicio. MESO pretende ser la generación que de paso a ese salto en potencia y consumo tanto se exige a los procesadores.

Los ordenadores cuánticos, aunque más potentes y capaces de todo, están todavía en estudio y en pruebas de laboratorio que hace que se deban buscar alternativas a los handicap que la propia tecnología nos pone.

El estudio se ha llevado a cabo por investigadores de Intel, en la Universidad de California en Berkeley, y el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, donde han publicado en la revista Nature un estudio titulado “Scalable energy-efficient magnetoelectric spin-orbit (MESO) logic”.

Los datos logrados indican una reducción del 500% en el voltaje, es decir, entre 10 y 30 veces menos energía.

¿Qué beneficios tiene MESO?

Con este ahorro significativo podríamos introducir en un procesador de 14 nm diez veces más transistores que consumirían la misma energía. O dicho con otras palabras, podríamos tener un procesador más potente con el mismo espacio, mismo consumo energético y irradiación de calor.

Un inicio en el mundo cuántico

Intel ya trabaja sobre un prototipo basado en MESO que usa materiales magnetoeléctricos y cuánticos a temperatura ambiente, siendo esta un requisito importantísimo de cara a implementarlo en productos comerciales que puedan ser usados por todo el mundo.

¿Cómo funciona la tecnología MESO?

En los procesadores actuales, los transistores modifican los electrones dentro de un semiconductor, dando un valor de 0 o 1. En el caso de MESO, los estados del espín a la hora de girar arriba y abajo son los que determinan el estado binario.

Nuestros ordenadores operan normalmente a 3 voltios, y los dispositivos que proponen los investigadores funcionan a 100 milivoltios. Por ello, es necesario entender la física que hay en torno a estos procesadores y pensar cómo va a funcionar todo lo que tiene que operar en torno a ellos.

Se estima que los procesadores MESO podrían llegar a nuestros ordenadores en una década.

Mientras que Intel sigue investigando y avanzando para reducir el tamaño de los transistores CMOS, esto no deja de ser una evolución. Con MESO, Intel busca encabezar una revolución en los procesadores que usamos a diario, pudiendo ser lanzados los basados en MESO al mercado en algún momento de la próxima década.

Fuente

Intel MESO Architecture
X